Cinegética

El podio es para la cabra montés

Si en el ámbito micológico la joya de la corona es el robellón, en el campo de la cinegética –otro de los grandes atractivos turísticos de Mosqueruela- el podio tiene nombre propio: cabra montés (Capra pirenaica).
Teruel es el territorio natural de esta especie salvaje única en el mundo, endémica de la Península Ibérica –lo que la ha transformado en pieza de caza mayor y multiplicado su cotización entre los cazadores, también los de rango internacional- y una de las cabras autóctonas más valoradas por su aprovechamiento cinegético. En especial los ejemplares macho, de perfil imponente gracias a su majestuosa cornamenta, que puede llegar a medir hasta 90 centímetros de longitud.
Los ejemplares de esta especie suelen separarse en grupos de sexos de más de 30 individuos. Los machos van por un lado y las hembras junto a las crías o los más jóvenes, por otro.
Perfecta trepadora y tremendamente ágil –se mueve con asombrosa destreza por paredes rocosas prácticamente verticales- la cabra montés encuentra en la alta montaña su hogar. Y en la sierra del Maestrazgo turolense, uno de sus hábitats más reclamados.
Se trata de una especie muy antigua. Su origen se situaría en el Plioceno: hace 7 millones de años. La cabra montés se ha cazado desde los tiempos primitivos. Así lo reflejan las escenas de caza de cabras plasmadas en las pinturas rupestres, como las de la cueva de Pair-non-Pair (Francia), donde ha sido hallado el grabado rupestre más antiguo.

Coto municipal de caza de Mosqueruela

Están a la venta por procedimiento abierto mediante subasta los recursos cinegéticos de la especie cabra montés para la temporada 2018-2019 en el coto municipal de caza de Mosqueruela, cuyo titular es el Ayuntamiento.
Más información en los siguientes enlaces:

Documentos