Espacio natural

AL NATURAL

Un recorrido por el término municipal de Mosqueruela conduce al conjunto de pinturas rupestres levantinas, declaradas Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1998, catalogadas como Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Aragón y enclavadas en un paraje de gran belleza: el Barranco de Gibert. Junto a ellas destacan los restos de poblamientos de la Edad de Bronce o relacionados con la cultura ibérica. Esta incursión en el patrimonio natural de Mosqueruela redirige también al barrio de la Estrella, y a zonas de recreo de enorme belleza como el paraje de las Truchas o el Pinar Ciego.

Qué ver:

  • Fuente de la Huerta. Zona de merendero, a apenas un kilómetro de la localidad y conectada con ella por un vial para peatones. Poco antes de llegar, está la Fuente del Maestro. Desde la Fuente de la Huerta parte una senda que conduce a otro lugar de obligada visita, el Charco.
  • Pinar Ciego. A 1.800 metros de altitud y el cerro del Hornillo (2.000 metros), enclavados en la partida Valdelamadera.
  • Barranco de Valtuerta y Barranco Gisbert, con pinturas rupestres declaradas Patrimonio Mundial de la UNESCO, a poco menos de 10 kilómetros de la población.
  • Partida de Las Cañadas, donde se encuentran zonas de gran belleza, como la Loma de la Higuera, el Barranco de los Pellejeros, La Tripaza (un pinar situado en una umbría, donde no se han talado los árboles en los últimos 150 años) o el nacimiento del río de las Truchas.
  • En la partida de El Pinar Plano están los barrancos de Molina y Gibert, los pinos de los Lores (ejemplares de 15 metros de altura y más de dos de diámetro), la impresionante mole del Castillo del Mallo y la peña de las Estacas.
  • En la partida de Los Carrascales se enmarcan parajes como la confluencia del barranco Majo (con restos de la Edad del Bronce) y el río Monleón, el barranco de los Ojales, el puente de Maravillas o el barranco del Cubico.
  • En las partidas La Estrella y Peñas Abajo se encuentra el barranco de los Frailes, con un desnivel vertiginoso, el Santuario de la Virgen de la Estrella en el barrio del mismo nombre y la espectacular morera de la Estrella, que corona la plaza de la aldea.